jueves, 29 de noviembre de 2012

El mejor amigo del hombre...



El perro del Hades


Alejandro Navarro nos trae esta vez a un perro muy singular en la mitología griega. Con un perro como este es casi imposible que te entren a robar...

Cerbero, en la antigua mitología, era un perro con tres cabezas y una serpiente por cola cuya labor era guardar las puertas del Hades, las del infierno,  para que ningún humano entrara sin permiso y al mismo tiempo, para que ningún espectro consiguiera salir de los infiernos. Os preguntareis quien era Hades, es el Dios del inframundo griego, hermano de Zeus y Poseidón. A la orilla del río Aqueronte, frontera entre los vivos y los muertos, y con la única compañía del barquero Caronte, el Can Cerbero siempre alerta, fue la pesadilla para todos aquellos valientes héroes que se atrevieron a cruzar aquellas puertas sin el permiso de Hades.
Su origen se relaciona con la constelación de Cetus, en la que se puede intuir las formas de las puertas del inframundo cerradas y una bestia de tres cabezas en el centro guardándolas.
Las menciones sobre Cerbero a lo largo de la historia son muchas y variadas. En algunas aparece incluso hasta con ¡¡cien cabezas!! y cola de dragón  y en otras posee serpientes en su lomo. Aunque la clásica de tres cabezas es la más común.

Pese a la fiera, fueron varios los que consiguieron burlar a tan temible bestia.
El último de los doce trabajos de (Hércules)  fue capturar a Cerbero, y aunque existen varias versiones, en todas ellas lo consiguen.  Heracles trata a Cerbero con total amabilidad, y Cerbero, como muestra de agradecimiento, pues es el primero que no lo trata con miedo, sale dócilmente del Hades.
Orfeo, con su dulce música consiguió dormirlo.
Hermes también lo durmió, pero esta vez con las aguas del río Lete.
En la mitología Romana, Eneas también lo drogó con dándole a comer tortas de miel, al igual que Psique, que usó el mismo método.
Cerbero era hijo de Equidna y Tifón, y hermano de Ortro. El mito de perros como guardianes de los infiernos aparece también en otras culturas, como es el caso del perro ensangrentado de Garm, de la mitología escandinava.
Quizás la referencia más famosa de Cerbero sea la de Dante en su Divina Comedia, en el canto VI del infierno. 
En cualquier caso, el mito del Can Cerbero ha llegado hasta nuestros días con tal fuerza que se usa la palabra para denominar comúnmente a los porteros de fútbol o quien sabe... Solo para los buenos.




1 comentario:

  1. Muy buena documentación, y un perro que mejor no tenerlo en una casa...

    ResponderEliminar